Block by Block Nepal [Diario de viaje / Día 4]

<<Día 4 de la misión Katmandú

     Querido Diario (a petición de un amigo):

     Pues ya es casi el final de la misión. Ya hice todo lo que podía hacer para contribuir en cambios importantes en esta comunidad y mañana sólo presentamos resultados finales. La nostalgia comienza a acecharme mientras se acerca el momento del cierre del taller. He aprendido mucho y he visto cosas que jamás me hubiera imaginado. Realmente Nepal es un lugar místico, mágico e increíble para visitar y espero poder regresar algún día con más tiempo.

     Observar a esta gente ha sido una experiencia única. Son gente que día a día reza a sus dioses y realiza sus rituales, que portan con orgullo su marca roja en la frente en toda ocasión. Gente que, a pesar de sufrir carencias, logra salir adelante y se toma el tiempo para que estés a gusto. Algunos de ellos viven con 1 ó 2 dólares por día; por ejemplo, el mesero que amablemente nos atiende todos los días, gana mensualmente 60 dólares, pero está feliz porque pronto entrará a la escuela de arte. Es decir, no se preocupa mucho por que sólo gana 60 dólares, se preocupa más porque podrá dedicarse a pintar, que es lo que disfruta. Tal dedicación me parece impresionante.

     Creo que no les he contado esto, pero afuera de muchas casas tienen unos espacios increíblemente adornados, con unos trabajos en madera asombrosos. Éstos son espacios abiertos con una plancha de concreto y postes de madera labrada a mano que sostienen un techo simple y sirven para dos propósitos: primero, como lugar de reunión con la familia, vecinos y amigos; pero más importante, sirven como refugio para viajeros o gente que no tiene dónde dormir. El dueño de la casa ofrece este refugio temporal para pasar la noche y, en algunos casos, ofrecen té, café, cobijas y unas colchonetas de mimbre para que el huésped se sienta cómodo. Es decir, ¿qué tipo de persona pone tanta dedicación a la estética de un lugar que piensa usar para completos extraños? Además, es espacio de su propio terreno, que bien podrían utilizar para tener una vivienda más grande. Al parecer no vivimos en un mundo tan frío como pensábamos y aún hay esperanza.

La aventura del día:

     Hoy, después del taller, le pedí un aventón a un Nepalí, ya que estábamos cansadísimos y no quería caminar hasta el hotel cargando todas mis cosas. Él también estaba muy cansado de trabajar todo el día en el evento con nosotros y en vez de negarse o simplemente darme el aventón y botarme, me llevo a dar un tour por toda la ciudad. Fue una aventura extrema subirme a una motocicleta aquí, ya que manejan como locos. Entendí, hasta ahora, por qué tocan el claxon a cada momento, cada que algún loco invadía nuestro carril en sentido contrario yo quería que mi chófer tocara el claxon con todas sus fuerzas.

     Me llevó a ver lugares increíbles, templos, palacios, lagos y otras cosas curiosas de la ciudad. Nepal te sorprende a cada esquina. Pero bueno, mientras yo como buen turista tomaba fotos de todo, noté que él me tomaba fotos a mí… Al principio pensé que era algo pervertido el asunto, sin embargo, después de platicarlo con mi jefa de ONU Hábitat, quien tiene mas experiencia en estos países, me ayudó a entender que son gente muy servicial y se sienten honrados de poder ayudarte. Es decir, él estaba tan feliz de poder darme el tour, que se puso a tomar fotos con su celular del momento especial que estaba viviendo (además de que soy guapo e irresistible, ¿verdad?).

10996364_10206298797852676_3076634490871027865_n

     Aunque pareciera que las experiencias que he vivido me podrían cambiar, convertir en una persona renovada, más espiritual o algo así, resulta que no tanto. Aquí andaba sufriendo porque llevábamos un día completo sin luz en el hotel y todas mis pilas de reserva se estaban terminando; me sorprendí en mi momento de sufrimiento estúpido y me puse a reflexionar qué tanto puedo mejorar, si realmente tengo la capacidad de ser mejor ser humano y hacer cambios significativos en mi vida. Espero que estas experiencias logren cambios pequeños en mí. Sé que me motivan a seguir con mi misión de siempre de ayudar a otras personas y creo que, al menos por el momento, es suficiente, pero espero poder sacar más provecho de todas estas experiencias y que no caigan en saco roto.

     En fin, mañana termino de trabajar y tendré un par de días libres… Así que quiero preguntarles… ¿Qué harían ustedes con tiempo libre en Nepal?>>

Dragon79MX